logo
  observador politico
Archivo de ediciones anteriores
MANUEL HINDS - 25 junio 2013

¿Para donde va la América Latina?
         
Comentar Imprimir Aumentar Disminuir  
Compartir: |
El ambiente macroeconómico mundial es para las empresas individuales como el agua del océano es para un buque: les proporciona la sustentación necesaria para que hagan negocios. Cuando el clima está tranquilo, la sustentación es tan firme que hasta puede olvidarse que debajo del buque hay agua, pero cuando hay tormentas, el sustento se vuelve tan inestable que puede hacer que el buque zozobre. En estos días, el mundo en general y la América Latina en particular está entrando en regiones tormentosas. Es mejor que usted sepa lo que se avecina.

Como se ve en la gráfica 1, el crecimiento de la América Latina ha sido condicionado en gran medida por los precios de los productos primarios. El PIB de la región sube cuando suben los precios de estos productos y baja cuando éstos bajan. En los últimos años, con la excepción de 2009, estos precios han experimentado un boom muy pronunciado, subiendo a tasas cercanas al 20 por ciento anual por varios años seguidos. Este boom ha sido causado por el banco central de Estados Unidos, la Reserva Federal, que ha estado creando dinero a tasas nunca antes vistas. Con el dinero fluyendo a manos llenas, la demanda por productos primarios ha subido enormemente, aumentando sus precios a niveles altísimos. Esto ha causado enormes booms en la América Latina, que exporta principalmente productos primarios. Estos booms han durado casi diez años.

Ahora, sin embargo, la Reserva Federal está llegando a su límite de creación monetaria porque ésta lleva a endeudamiento externo, y éste ya alcanzó niveles excesivos. Por esta razón, Ben Bernanke, el Presidente de la Reserva Federal, anunció la semana pasada que irá disminuyendo la cantidad de dinero que está creando, de 85 mil millones de dólares por mes a prácticamente cero, y que dejará que las tasas de interés (que ahora la Reserva Federal mantiene artificialmente bajos) alcancen su nivel natural. Con sólo el anuncio, las tasas de interés comenzaron a subir y los precios de las acciones, los bonos y los productos primarios comenzaron a caer.

La cadena de transmisión ya comenzó a funcionar. Con tasas de interés más altas, la demanda de bienes en Estados Unidos está cayendo, con lo que están importando menos de China, con lo que los chinos están importando menos productos primarios. El golpe en China ya se siente. El país parece estar entrando ya en una grave crisis de deuda.

Dado que la tendencia de los precios de los productos primarios es a la baja, y bastante pronunciada, es de esperarse que la América Latina entre en un período de bajo o negativo crecimiento. Muy probablemente, entrará en una recesión seria con significativos efectos políticos-como ya se están viendo en Brasil. No tardará mucho tiempo para que otros países latinoamericanos se estanquen o comiencen a decrecer, y a tener conflicto políticos considerables. La magnitud de la caída se puede ver en lo que pasó en 2009, cuando el desplome de los precios de los productos primarios causó que el Producto Interno Bruto de la región se redujera en casi 2 por ciento.

grafico 1

FUENTE DE DATOS BASICOS: International Financial Statistics del FMI y World Databank del Banco Mundial.

Esta gráfica, sin embargo, muestra los resultados agregados, el total de América Latina. La pregunta surge, ¿Cuáles serán los países más afectados? Una buena aproximación a la respuesta a esta pregunta puede verse en la gráfica 2, que muestra la proporción de productos primarios en el total de las exportaciones de cada país latinoamericano (incluyendo, además de minerales, combustibles y materias primas agrícolas la comida preparada), comparada con la tasa de crecimiento anual de las exportaciones de cada país durante los últimos diez años. Como durante esos años los precios de los productos primarios estuvieron en boom, los países que experimentaron mayores crecimientos de sus exportaciones fueron aquellos que tienen mayores proporciones de productos primarios en sus exportaciones totales-como Bolivia (100 por ciento), Perú (86 por ciento), Paraguay (89 por ciento), Colombia (82 por ciento) y Ecuador (92 por ciento), mientras que los que menos crecieron fueron los que menos primarios tienen entre sus exportaciones (México, El Salvador, República Dominicana y Costa Rica). El efecto de la caída de los precios de los productos primarios será la inversa de esta curva. Los que más proporción de primarios tengan, serán los que caerán más en sus exportaciones. Serán también los que sufrirán devaluaciones más fuertes en sus monedas y tasas más altas de inflación.

grafico 2

FUENTE DE DATOS BASICOS: International Financial Statistics del FMI y World Databank del Banco Mundial.

Si usted opera en distintos países latinoamericanos, prepárese porque el ajuste será drástico. Igual prepárese si opera sólo en El Salvador, ya que aunque en menor grado, el impacto de la desaceleración o recesión mundial que viene nos afectará. Este es un momento en el que la calidad de sus estrategias será clave para flotar exitosamente.

HAGA SU COMENTARIO

350 Carácteres Restantes.

*elsalvador.com se reserva el derecho de publicar los mensajes enviados.
*No están permitidos comentarios injuriosos. Todos los campos son requeridos.

COMENTARIOS

MANUEL HINDS
2014-04-22
El Karma de la baja productividad en América Latina
2014-04-21
La fortaleza y la debilidad de Rusia
2014-04-02
Observador Político El Challenger, otra vez
2014-03-26
¿Es la deuda pública impagable?
2014-03-11
Observador Político La magia de ARENA
Archivo
separador
separador
separador
separador
El Diario de Hoy

© elsalvador.com 2014 - Todos los derechos reservados - Aviso Legal - El Diario de Hoy no se hace responsable por comentarios de sus colaboradores