logo
  observador politico
Archivo de ediciones anteriores
MANUEL HINDS - 22 marzo 2013

Observador Político La inversión y la política
         
Comentar Imprimir Aumentar Disminuir  
Compartir: |
El viernes 22 publiqué en mi columna del viernes un artículo llamado La Verdadera Encuesta Electoral, cuyo título por una casualidad se mezcló con el de la caricatura de Ruz para producir uno con un sentido distinto al que yo había querido darle: La Verdadera Encuesta Electoral ¡Ya Viene el Relax! La fortuita adición da la impresión de que el artículo celebraba que ya se acerca el cambio de gobierno, y que los resultados que se esperan de éste es una mejoría inmediata que nos permitirá relajarnos de allí en adelante. Nada más lejos de la realidad. El relax del que hablaba Ruz eran las vacaciones de Semana Santa.

Ciertamente, el artículo comienza diciendo que este debería de ser un período de regocijo porque está por terminar el peor gobierno de la historia del país, y que eso debería de notarse en la encuesta más clara sobre el optimismo en el país el comportamiento de la inversión y, a través de esta, del crecimiento económico. Pero el punto del artículo es precisamente que esto no está pasando. La inversión continúa deprimida, demostrando de una manera muy clara que ni la situación política del momento ni los actores que prometen cambiarla en las elecciones están generando la esperanza real que es esencial para que haya más inversión y para que la economía comience a crecer nuevamente.

La inversión bruta total está alrededor del 14 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Para tener una idea de lo bajo que es esto, sólo es necesario compararlo con la misma cifra en 1995 (20 por ciento) y con el promedio de América Latina en 2011 (22 por ciento).

Mucha gente piensa que lo que esto indica es que el país está dependiendo de las opiniones de un número reducido de inversionistas que deciden invertir o no y con eso determinan la tasa de crecimiento de la economía y el empleo. Sobre esta conclusión, creen que la falta de inversión no refleja la opinión del pueblo sino la de estos pocos inversionistas.

Esta manera de pensar ignora que las inversiones de las empresas grandes representan un porcentaje pequeño de la inversión contabilizada en las cuentas nacionales. La mayor parte de la inversión la realizan cientos de miles de personas a través de la construcción o compra de nuevas casas y lugares de trabajo, la compra de maquinaria y equipo para negocios pequeños, la mejora de los campos y otras inversiones similares. En estas actividades, la gente invierte más de tres mil doscientos millones de dólares anuales, que es el equivalente a más de 16 puertos de La Unión por año. Esto en un quinquenio suma más de 15 mil millones de dólares, o sea ochenta puertos de La Unión. Esto es muchísimo más de lo que invierten las empresas grandes. Refleja decisiones de cientos de miles de personas que invierten porque creen que la economía del país hará que sus inversiones sean rentables. Esa, la clase media, los empresarios pequeños y medianos, es la gente a la que las opciones políticas actuales no han podido dar confianza. Ellos, y el pueblo en general, todavía no están seguros de que las administraciones tipo la actual vayan a ser parte del pasado después de las elecciones de 2014. Es esencial que los candidatos den esa seguridad para que hereden un país comenzando a crecer, no uno estancado que es el que tenemos ahora.

HAGA SU COMENTARIO

350 Carácteres Restantes.

*elsalvador.com se reserva el derecho de publicar los mensajes enviados.
*No están permitidos comentarios injuriosos. Todos los campos son requeridos.

COMENTARIOS

MANUEL HINDS
2014-09-15
Observador Político ¿Es que no entienden?
2014-09-02
No hay peor ciego…
2014-08-26
El despojo en Venezuela
2014-07-29
Observador Político …y salieron dos ratones
2014-07-28
Los altísimos costos de Petrocaribe
Archivo
separador
separador
separador
separador
El Diario de Hoy

© elsalvador.com 2014 - Todos los derechos reservados - Aviso Legal - El Diario de Hoy no se hace responsable por comentarios de sus colaboradores