logo
  observador politico
Archivo de ediciones anteriores
MANUEL HINDS - 04 julio 2017

Observador Político ¿Por qué ya?
         
Comentar Imprimir Aumentar Disminuir  
Compartir: |

En estos dos años pueden desestabilizar al país y crear pretextos para no soltar el poder, destruyendo la economía (que ya lo están haciendo de muchas maneras, inclu-yendo los impagos cuando tienen dinero para pagar), dejando a la ciudadanía sin la pro-tección de la Sala de lo Constitucional (cuyos miembros cesan en sus funciones en Julio de 2018), debilitando las instituciones y los procesos electorales de maneras que faciliten trampas (como no asignar el presupuesto necesario para que las elecciones sean segu-ras y justas), y controlando las fuerzas de seguridad para debilitar a la oposición y forta-lecerse ellos.

Y, mientras pasa esto, ARENA no organiza una defensa unificada de la ciudadanía ni presenta la esperanza de que la vaya a presentar en más de un año—la mayor parte del tiempo que queda para evitar que el FMLN se perpetúe en el poder. Al contrario, lo que podemos esperar en ese tiempo es una guerra interna en el que atacantes y víctimas serán ambos miembros de ARENA misma. Para el momento en el que emerja un candi-dato presidencial de ARENA, ya habrán pasado entre doce y quince meses en los que ARENA habrá dejado al FMLN y al gobierno hacer lo que quieran sin ninguna oposición. ARENA estará dividido, muy dividido porque la división aumenta con el tiempo de la campaña interna. El candidato estará sumamente debilitado por las luchas internas y tendrá poco tiempo para reunificar al partido. Le quedará muy poco tiempo para posicio-narse ante el FMLN, y habrá desperdiciado muchos de sus recursos en la lucha intestina. Además, entrar a las elecciones de diputados todavía divididos internamente sería un factor muy negativo para las elecciones legislativas. Todo esto reduciría las posibilidades de una victoria de ARENA.

Estos problemas se podría resolver si las nelecciones internas para la candidatura presidencial se llevaran a cabo en este año, de forma que cuando se realicen las elec-ciones nacionales legislativas de marzo de 2019 ya haya un candidato presidencial. En ese momento el partido entero se podría enfocar totalmente en las elecciones legislativas, y el nuevo candidato podría apoyarlas a la vez que mantener una presión fuerte sobre el FMLN y al gobierno en vez de tener a los precandidatos peleando entre sí en medio de las elecciones.

Hay cinco argumentos principales para posponer lo más posible las elecciones inter-nas de candidato presidencial. Ninguno tiene el peso para que sea más racional atrasar las elecciones internas.

Podemos considerar los dos primeros de una sola vez. Primero, que las elecciones de diputados vienen primero y el partido debe atender primero a lo primero. Segundo, que las elecciones de la asamblea son más importantes que las presidenciales. Los dos primeros no son realistas. Aunque es obvio que las elecciones de la Asamblea son im-portantes, es claro que no son las más importantes, y el hecho que la población le da más importancia a las presidenciales no implica ignorancia sino conocimiento de la reali-dad. Si fuera cierto que la Asamblea es más importante que el ejecutivo Maduro ya no pintaría en Venezuela ya que el Socialismo del Siglo XXI perdió las elecciones de dipu-tados hace tiempo y por un gran margen. La base del poder está en el ejecutivo, que controla las finanzas del gobierno y el poder de coerción del estado. En manos de un partido que quiere establecer una tiranía como la de Cuba y Venezuela, el ejecutivo es la rama clave que le permite aferrarse al poder. Es por eso que el objetivo central de am-bas elecciones (legislativas y presidenciales) debe ser sacar al FMLN del ejecutivo. Co-mo todo el mundo siente que esto es así, el pretender que el partido y la población se van a olvidar de las elecciones presidenciales para sólo pensar en las legislativas es total-mente irrealista.

El tercer argumento es que al nombrar temprano al candidato el partido lo expondría a ser atacado por más largo tiempo. Esto no es cierto. Los pre-candidatos de todos mo-dos van a sufrir ataques muy fuertes desde el principio aun si la elección del candidato se atrasa de doce a quince meses. La diferencia es que, además de recibirlos del FMLN los recibirán también de facciones de ARENA apoyando a otros precandidatos. En una campaña interna de doce a quince meses se pueden destrozar internamente, ahorrándo-le el trabajo al FMLN.

HAGA SU COMENTARIO

350 Carácteres Restantes.

*elsalvador.com se reserva el derecho de publicar los mensajes enviados.
*No están permitidos comentarios injuriosos. Todos los campos son requeridos.

COMENTARIOS

MANUEL HINDS
2017-07-04
Observador Político ¿Por qué ya?
2017-01-13
Un problema alarmante en Estados Unidos
2016-12-24
Sigue la pregunta,¿dónde está el dinero?
2016-12-19
La hipocresía del FMLN con el salario mínimo
2016-12-19
Lecciones de política del FMLN a ARENA, clase 1
Archivo
separador
separador
separador
separador
El Diario de Hoy

© elsalvador.com 2017 - Todos los derechos reservados - Aviso Legal - El Diario de Hoy no se hace responsable por comentarios de sus colaboradores