logo
  observador politico
Archivo de ediciones anteriores
MIGUEL LACAYO - 28 enero 2013

Disfraz social, trampa política
         
Comentar Imprimir Aumentar Disminuir  
Compartir: |
Imagínese que a la industria o sector en el que opera su negocio - de cualquier tamaño - se incorpore un competidor con todo el dinero del mundo, es decir, alguien a quien le sobra el efectivo y además no le cuesta. Es decir, lo consigue sin intereses (prácticamente), sin trámites engorrosos, sin garantías, sin abonos mensuales a capital, y con supuesto compromiso de pago hasta dentro de 20 años. En la mayoría de casos usted se preocuparía. Contra ese competidor, a quien podemos llamar "Barril sin Fondo", estaría usted en enorme desventaja; más si consideramos que en "términos prácticos" le regalan el pisto porque cuando le quieran cobrar en 20 años quien sabe si van a encontrar el dinero o en todo caso le volverían a prestar a un nuevo plazo de 20 años para pagar la deuda anterior. Al competir contra Barril sin Fondo tendría usted tanta oportunidad de sobrevivir como un burro amarrado contra tigre suelto. Tal vez su única opción sería venderle su negocio para evitar ser devorado.

¿Qué tal si usted opera un hospital o un laboratorio de diagnóstico o una clínica médica o un restaurante y a la par se le instala Barril sin Fondo con el mismo negocio, cobrando precios tan bajos que no se recupera la inversión ni los gastos? Recuerde que Barril sin Fondo no tiene nada que perder, el pisto no le cuesta. Aunque Barril sin Fondo dice "tener buenas intenciones y solo quiere ayudarle a la gente", en el camino llevaría a tu hospital, tu laboratorio de diagnóstico, tu clínica o tu restaurante a la quiebra. Algo similar sucedería en otros sectores, industrias, o negocios, si Barril sin Fondo incursiona en ese negocio, ya sea ese negocio de fabricación de medicamentos, transporte de pasajeros, beneficio de café, ingenio de azúcar, procesamiento de leche, comercialización de granos básicos, distribución de gas propano, generación y venta de energía, producción y venta de alimentos, servicios financieros, o importación, distribución, y venta al detalle de combustible. Si Barril sin Fondo entra a tu negocio, lo puede quebrar, a menos que tenga usted mucho pero mucho capital.

Lógicamente, si usted trabaja en esta empresa que enfrenta a Barril sin Fondo le podría preocupar pues la empresa que actualmente le da trabajo eventualmente se iría a la quiebra y sus empleados se quedarían sin empleo. Quizá usted si tiene negocio no tenga problema compitiendo pero lógicamente le molestarían estas condiciones donde las reglas, particularmente de acceso a fondos, no son las mismas para todos. Perder el partido cuando el equipo cometió errores se acepta como derrota merecida, pero nunca aceptaremos que nuestro equipo tenga 11 y el contrario tenga 20 jugadores en la cancha. O todos en la cama o todos en el suelo dice el dicho. Pero perder el trabajo porque Barril sin Fondo opera fuera de las reglas normales del mercado y por eso lleva a la quiebra a su negocio, o la empresa que le da empleo, no se vale.

Increíblemente Barril sin Fondo tiene gente que lo apoya y que dicen que con tal de que bajen los precios a los consumidores no importa que quiebren las empresas. Logra engañar a muchos cuando Barril sin Fondo dice ser empresa sin fines de lucro y con fines sociales. ¿Cómo es posible que sea negativo que bajen los precios? ¿Cómo es posible que critiquen a Barril sin Fondo quien dice ser nada más un nuevo capitalista? Los dirigentes de Barril sin Fondo dicen que la empresa "no lucra", pero, ¿sus administradores? Claro que nadie se puede quejar de una baja de precios. Pero así como pasó en el negocio de combustible en el país, esta tan cacaraqueada baja de precios resulta ser artificial e insostenible, solo sirve para ganar adeptos. Luego que Barril sin Fondo tome control del mercado y saque a la competencia los precios van a subir de nuevo. Quizá habrá algunos o muchos que no les importa que destruyan el patrimonio de otros o le despojen el empleo a otros con tal de no ser afectados directamente. Pero este servidor cree que los salvadoreños somos solidarios y somos respetuosos de la ley. La mayoría deseamos un real estado de derecho donde la democracia prospere. A todos nos deben aplicar las leyes y las condiciones por igual y no debemos permitir que una empresa como Barril sin Fondo opere sin frenos en el país.

Pero una empresa muy parecida a Barril sin Fondo ya está operando en El Salvador y se llama Alba Petróleos. Bajo el cuento de hadas de "ayudar a la gente" está en el proceso de tomar control de la economía y de paso harán quebrar a muchas empresas que tienen que operar con los altos costos creados por las condiciones económicas actuales. La empresa dónde usted trabaja puede verse afectada. Esos nuevos "capitalistas" instantáneos, que operan Alba Petróleos, Alba Alimentos, Alba Med y demás "Albitas", como las menciona un dirigente del FMLN, son los mismos que co-gobiernan El Salvador y además controlan el partido FMLN. Entonces, a la trampa comercial y empresarial se le suma la trampa política. El objetivo empresarial se convierte también en la máscara del objetivo político: tomar control de la economía para también tomar control político del país. No se vale que empresarios honestos tengan que enfrentarse contra empresas financiadas con recursos provenientes del gobierno de Venezuela disfrazadas de empresa local. Tampoco es propio que se permita la injerencia del capital del gobierno de Venezuela para que se logren los fines políticos Chavistas en nuestro territorio nacional. No nos dejemos engañar con cantos de sirena. Toda la gente honesta en el país, de forma unida, debemos hacer frente a esta amenaza a nuestra democracia y libertad.

HAGA SU COMENTARIO

350 Carácteres Restantes.

*elsalvador.com se reserva el derecho de publicar los mensajes enviados.
*No están permitidos comentarios injuriosos. Todos los campos son requeridos.

COMENTARIOS

MIGUEL LACAYO
2014-01-20
Observador Político Con el hígado o con el cerebro...
2013-11-07
Observador Político La desesperación de la esquina del perdedor
2013-10-14
Observador Político Lo que nos ha dejado "el cambio"
2013-09-26
Observador Político ¿Dónde están los millones de la INE?
2013-08-12
Observador Político Atentado contra todos los salvadoreños
Archivo
separador
separador
separador
separador
El Diario de Hoy

© elsalvador.com 2014 - Todos los derechos reservados - Aviso Legal - El Diario de Hoy no se hace responsable por comentarios de sus colaboradores